20 de mayo de 2016

Reseña: Renaissance, el nuevo ciclo de los mitos (compendio del terror cósmico).


En esta antología de terror cósmico, en este nuevo ciclo de los mitos, hay relatos para todos los gustos. Divididos por ambientación (pasado, presente, futuro) encontramos varios estilos, terror recurrente y una esencia lovecraftiana.

Siempre es complicado reseñar una antología porque cada relato es diferente y depende aún más del gusto del lector. Pero bueno, eso ya lo sabéis. 
Esta además es de terror, así que el ritmo y que estés metido más o menos en el libro depende completamente del gusto del lector en cuanto a este género. 

Aclarando la dificultad, esta antología es de las que más tiempo le he dedicado y más satisfecha con el resultado me encuentro. Hay un equilibrio. No hay dos relatos más largos juntos, ni relatos con un estilo más denso o más ligero juntos. Están alternos, lo que hace que según te acabes un relato quieras empezar el siguiente y que la lectura sea diferente. 

¿Y qué nos encontramos? Hay relatos para todos los gustos. Hay algunos más clásicos, casi oníricos, donde el terror va cobrando forma. Otros son más actuales y los personajes intentan combatirlo, otros tienen tintes posapocalípticos o de ciencia ficción. Pero aunque los autores se han servido de diferentes elementos todos tienen un nexo, ese horror primigenio e incomprensible contra el que no se puede hacer nada. 

El compendio está dividido según la ambientación, algo útil, que, además de ordenar, sirve para apreciar mejor que es indiferente la época donde transcurra la historia, el terror es el mismo, los humanos reaccionan igual tengan más o menos tecnología, estén en la Tierra o en otro planeta. ¡Es muy interesante!
Al igual que los temas recurrentes de terror, me ha encantado comprobar que, de la misma manera que ocurría en el círculo de Lovecraft, aquí, escritores contemporáneos han demostrado usar o coincidir en los mismos miedos entre ellos.  Es curioso.

Bueno ahora voy a repasar, muy objetivamente, los relatos que me han gustado/sorprendido más de los 25 que componen la antología.

Relatos del pasado
El sacrificio, de Beatriz Troitiño.
Con el que comienza la antología. Este relato está narrado de forma epistolar, algo que tiene un plus de dificultad siempre. Beatriz maneja bien el lenguaje, suena natural sin caer en lo recargado; pero la gracia de esta historia es cómo va aumentando su intensidad, el misterio, maneja muy bien la exposición de la información y logra que te imagines a la perfección lo asustada que está la enfermera.

El cráter de la locura, de Dioni Arroyo Medino.
Este relato es diferente, por lo menos la ambientación inicial lo es, ya que nos alejamos de Estados Unidos y nos trasladamos a un páramo helado de Rusia, con un soldado. La estructura del relato es lineal, pero eso no hace que no funcione. De hecho, este relato, a pesar de ser de los largos, goza de gran fluidez y te lo meriendas en un suspirito.

Relatos del presente
El fragmento de Y'ha-nthlei, de Jorge del Río.
El relato de Jorge del Río se aleja del esquema tradicional lovecraftiano. Para simplificar y entenderme, siempre me he referido a este relato como «el de zombies pero con profundos». El autor maneja muy bien el suspense y las escenas de acción y, aunque la ambientación es sencilla, apenas cambian de «decorado», es un relato que te deja bien satisfecho.

Los increíbles hechos tocantes a la casa Rawley, de Jaume Vicent.
No podían faltar historias de casas extrañas recién heredadas. Jaume coge los elementos lovecraftianos más clásicos y los adapta y moldea a su gusto. Atmósfera opresiva y cancioncita que ya estamos condenados a relacionar con esta historia incluida, unido a un final explosivo... pues eso, de mis favoritos.

La danza de Sarnach, de J. R. Plana.
Si os gusta y habéis visto Donnie Darko, encontraréis paralelismos. Esta historia bebe de Machen, Blackwood o Chambers, y lo condimenta con bucles temporales. Una paranoia seria que se lee del tirón y lo hace diferente a los demás. Me encanta.

Queda el vacío y ruge, de Álvaro Aparicio.
Este fue el relato ganador del certamen, unánimemente. Y lo fue por algo. Es diferente porque es una llamada telefónica peculiar, y a la vez es lovecraftiano en el tratamiento de la locura, la paranoia y el desenlace. Trepidante y fluido. Buenísimo.


Relatos del futuro
El hambre que moraba la jungla, de Alejandro Morales Mariaca. 
Exquisitamente escrito, este relato nos lleva a la jungla en un futuro próximo. La amenaza es lo que le hace bueno. Mariaca crea un terror diferente que además se atreve a explicar en el desenlace, dando un paso más y no quedándose en el mero personaje que se cruza el mal en su camino. Hay un descubrimiento del terror, donde toma consciencia, algo muy lovecraftiano. 

En definitiva, que si os gusta Lovecraft, el terror o ambos, disfrutarás de esta antología, donde encontraréis relatos para todos los gustos con un común denominador: los nuevos mitos.

¡Juzga por ti mismo!

Podéis comprar la antología en papel por 13,30€ en la tienda online La Boutique de Zotique. (Enlace AQUÍ).
Y en digital en Lektu. (Enlace AQUÍ)

6 comentarios:

  1. Parece súper interesante :P

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. Gracias por lo que me toca, y si, me alejé de forma consciente del arquetipo lovecraftiano. De hecho mi inspiración fue "Asalto al precinto 13", la peli del ´76 de John Carpenter. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaah, sí, sí, ahora que lo dices... se nota, se nota! :D

      Eliminar
  3. Al leer la reseña me han entrado unas ganas terribles de leer todos esos relatos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso es fácil ponerle remedio ;D

      Abrazos!!

      Eliminar

Copyright © 2014 No me gustan los números